Aurora
16/Jan/2012
bloody hand
10

Feliz Año Nuevo hermana.

Deseo de corazón que lo haya pasado bien durante las fiestas con la familia; aquí sólo hemos tenido disgustos. Ya no tenemos comida y la calefacción se ha estropeado; han fallecido seis ancianos debido al frío y otros tres están en cama por no comer y por falta de medicamentos. Mi pierna empieza a dolerme de verdad y la srta. Carla se nos fue al cielo justo después de Reyes. Pero lo peor de todo es que me he quedado sin tabaco. ¡¿Qué voy a hacer ahora hermana?! Lo único que me daba ganas de seguir viviendo era sentir el dulce sabor de la nicotina en mis pulmones, y el papel de oficina no es que esté delicioso.

Para colmo, el sr. Roberto ha muerto. Le devoró su propio hermano en la misma cama donde dormían. A duras penas pudimos siquiera cerrar la puerta antes de que se abalanzase contra nosotros. Hemos cerrado la puerta con llave, pero cada noche se oyen gemidos y arañazos en la puerta. La sra. María y yo no sabemos qué decirles a los demás, así que simplemente les hemos contado que ha enloquecido y matado a su hermano. Y sobretodo, que ni se les ocurra acercarse.

Nos estamos organizando para salir de éste infierno, ya que sólo quedamos doce; pero nos falta la llave de la puerta principal, que está colgada del cuello de alguna de esas bestias. Así que la sra. María y yo hemos planeado algo, y que Diós nos ampare y perdone, hermana, porque es horrible y despiadado. Hemos pensado en un cebo.

¿Recuerda a la sra. Concepción? Estuvo en el grupo cuando descubrimos a la srta. Carla encadenada. Lleva desde entonces con fiebre y grandes dolores en el pecho. No creo que le quede mucho tiempo de vida. Perdóneme, hermana, por favor, y rece porque mi alma pueda llegar al cielo cuando muera. Usaremos a la sra. Concepción para que esas bestias se distraigan lo suficiente como para poder coger la llave de la entrada principal.

Vamos a hacerlo mañana mismo. Y espero que resulte, porque si no será nuestro fin. Me aseguraré de que llevo conmigo la pata de una mesa. Hemos estado rompiéndolas y afilándolas por si éste día llegaba. Necesito salir de aquí para poder comprar tabaco. A la mierda la comida.